Ir a Principal                                                                                                                                                                                    Ir a directorio

  

 

 

 

 

 

 

   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para hacer cita o recibir más información puede dejar sus datos y pronto nos comunicaremos con usted...

Doctora:

        Aleida Carina Champet Gámez,

        Neumóloga con Especialidad en Trastornos Respiratorios del Sueño

        colegiada 12,307

 

  Edificio Médico San Lucas

    13 Avenida 6-20 zona 3, Tercer Nivel, Clínica 303, Quetzaltenango Ciudad.

    Teléfono: 7766.9194 - 7767.7416

 


Ver mapa más grande
  • Para llenar formulario de contacto personalizado...  (click aquí y ver abajo) Þ

     

    • Datos de Contacto: (La información es de uso exclusivo de nuestra Clínica)

      Nombre: 

       

      Teléfono:

       

      Dirección Postal:

      Correo Electrónico:

      Comentario:

  

  •    LEA SOBRE LOS PROBLEMAS DEL SUEÑO

             (click aquí y ver abajo) Þ

                              

    • ¿Qué es el insomnio?

      Es un síntoma que requiere una adecuada y cuidadosa evaluación. Aparece como una alteración de la cantidad o calidad del sueño.

       

      Se caracteriza por uno o más de lo siguiente:

      -Dificultad para quedarse dormido.

      -Dificultad para mantenerse dormido.

      -Despertarse muy temprano en las mañanas.

      -Sueño no reparador.

      Casi todos hemos tenido una noche de insomnio, ya sea por un problema en el estudio, en la vida afectiva o en el trabajo. El insomnio es de trascendencia cuando se presenta varias noches o durante semanas o meses.

       

      Causas de insomnio

      Enfermedades medicas subyacentes, como los trastornos reumatológicos o medicaciones, indicadas o no por el médico tratante, tienen gran efecto sobre el sueño.

       

      Trastornos Primarios del sueño, como por ejemplo, apneas de, movimientos anormales durante el sueño o alteraciones del ritmo circadiano, trastornos psiquiátricos o psicológicos subyacentes, como la depresión.

       

      Insomnio Psicofisiológico, que es el que podría ocurrir después que una persona ha atravesado una situación de gran sobrecarga física o emocional, con problemas de sueño. La dificultad para dormir (insomnio) puede persistir una vez que se resuelve la situación que desencadenó el trastorno.

       

      Tratamiento

      Cada insomne debe saber que su situación puede mejorar en la medida que este dispuesto a aceptar cambios fundamentales en su actitud frente a la vida y consigo mismo.

       

      Existen diversos tipos de tratamientos, los que se deben ajustar al problema especifico  de cada paciente, especialmente cuando existen enfermedades neurológicas o psiquiátricas.

       

      Además de los medicamentos adecuados se utilizan métodos psicológicos que trabajan sobre la conducta y otros sobre aspectos fisiológicos. Otros tratamientos utilizan terapia lumínica y cronoterapia, restricción de sueño, técnicas de relajación, etc.

       

      Lo importante es que no existe un tratamiento para el insomnio sino un tratamiento para cada paciente que sufre de insomnio. Afirmar otra cosa es crear expectativas ante una situación muy difícil para quien la padece.

       

      Objetivo del tratamiento

      Desarrollar una asociación positiva entre el buen sueño y las condiciones del ambiente donde se duerme.

      Recuperar el control del esquema de sueño del paciente .

      Ajustar las tendencias del sueño normal y el del ritmo circadiano.

      Enfatizar la importancia del buen dormir.

       

       

      APNEA/RONQUIDOS

      El síndrome de la Apnea del sueño es un trastorno en el cual las personas detienen su respiración durante el sueño. La mayoría de las personas que sufren de Apnea roncan, pero no todos los roncadores sufren de Apnea.

       

      Causas de la Apnea del Sueño

      Es un síntoma que requiere una adecuada y cuidadosa evaluación. Aparece como una alteración de la cantidad o calidad del sueño.

       

      Durante el sueño los músculos se relajan mucho más que durante el período de la vigilia, relajación que incluye a los músculos implicados en la respiración. Tal proceso en algunas personas no causa problemas y para ellos el sueño es un tiempo de descanso reparador. Sin embargo, por motivos aún desconocidos, algunos individuos muestran una musculatura en la zona de la faringe que se relaja en forma excesiva, lo cual compromete la respiración. En este caso, el período de sueño ya no es un tiempo de descanso y surgen riesgos que comprometen la salud. Otros individuos, muestran una relajación normal de la musculatura durante el sueño, pero no respiran bien pues su faringe es más estrecha que lo normal. Esto les produce una oclusión respiratoria. En otras ocasiones, el problema reside en ciertas áreas del cerebro que controlan la respiración y el centro respiratorio. En este problema preciso, el cerebro omite enviar las órdenes pertinentes a la musculatura que mantiene la respiración y la persona tiene apneas o pausas respiratorias.

       

      Existen tres tipos de Apnea


      Apnea Obstructiva

      La apnea obstructiva del sueño consiste en la aparición repetida de episodios de obstrucción completa (apneas) o parcial (hipoapneas) durante el sueño que se producen como consecuencia de un mayor o menor grado de colapso de la vía respiratoria.

       

      El término apnea implica el cese del flujo aéreo durante un período mínimo de diez segundos. La mayoría de las apneas e hipoapneas tienen una duración entre 10 y 30 segundos, pero hay episodios que persisten hasta un minuto e incluso más.

       

      En la apnea, la musculatura del paladar blando y de la base de la lengua y la úvula, se relajan y se obstruyen, haciendo imposible el paso del aire.  

       

      En los pacientes con apnea obstructiva no tratada, la ingesta de alcohol. píldoras para dormir y tranquilizantes, son factores que reducen el tono de la musculatura y predisponen a un colapso mayor de las vías aéreas superiores.

       

      Las apneas obstructivas del sueño en general afectan a las personas obesas, en especial hombres de edad mediana. Este trastorno se presenta en ambos sexos, siendo más frecuente en los varones que en mujeres.

       

      Apnea Central

      En la apnea central el cerebro omite enviar las órdenes pertinentes a la musculatura que mantiene la respiración y la persona tiene apneas o pausas respiratorias.

       

      Apnea Mixta 

      Las apneas mixtas son episodios que combinan apnea central y apnea obstructiva.

       

      TRATAMIENTO

      La decisión de cómo tratar a un paciente depende de la etiología de la obstrucción, de la gravedad de los síntomas y de los datos que nos aporta la polisomnografía. En general, en ausencia de una anomalía corregible, el tratamiento comprende una reducción de peso y el aplicar una presión continua por la nariz (CPAP : Continuous Positive Airway Pressure) mediante un pequeño compresor de aire portátil. Este procedimiento impide que se colapse la vía aérea superior durante el sueño y es la solución más fácil y eficaz para suprimir las apneas nocturnas. Además, con este método también se suprime el ronquido de forma inmediata y completa.
       

      El personal que forma el equipo del Centro del Sueño tiene una amplia y reconocida experiencia en el síndrome de la Apnea Obstructiva del Sueño, disponiendo de las instalaciones adecuadas y de la más avanzada tecnología para realizar el correcto diagnóstico y tratamiento de los pacientes.

       

       

       

      HIGIENE DEL SUEÑO: 
      SUGERENCIAS PARA MEJORAR SU SUEÑO

      Un sueño escaso o de mala calidad puede tener repercusiones negativas en su vida diaria. Si esta situación se prolonga en el tiempo, puede afectar a su estado de ánimo e interferir en su trabajo y su vida social.

       

      Es importante que sea consciente que el sueño es una conducta que inevitablemente realiza todos los días, al igual que el resto de la humanidad y muy a menudo determinará la calidad de su día, tanto en su trabajo, familia y contexto social.

       

      Para obtener mejoría en estos aspectos, hay que tomarse el tiempo necesario para establecer el control de ciertas pautas que ayudan a obtener el mejor sueño posible.

       

      Los hábitos del buen dormir también pueden prevenir una noche de reposo alterado, lo cual, frecuentemente, se transforma en la reiteración de un problema que, con el tiempo, se hace crónico.

       

      A continuación le proponemos algunas sugerencias para mejorar la calidad de su sueño:

      Intente determinar el tiempo que su cuerpo necesita para una buena noche de descanso. Normalmente todos sabemos que cuando dormimos menos de un determinado número de horas, nos sentimos cansados, de mal humor, no muy preparados para empezar con nuestro día. Defina este tiempo e intente, en la medida de lo posible, ajustar sus tiempos para dormir.

       

      A la hora de dormir, hágalo solamente en la habitación destinada para ello. Sería ideal contar con una habitación tranquila, confortable, bien ventilada y con una temperatura adecuada. Alfombras y cortinas pesadas ayudan a disminuir los sonidos y dan al ambiente la oscuridad necesaria para favorecer el reposo.

       

      Muchas personas comen, leen, miran TV y hasta trabajan en su dormitorio. Esto no es aconsejable cuando el ciclo vigilia-sueño presenta alguna alteración. Solemos establecer una relación entre el dormitorio y el sueño; tenerla en cuenta será de importancia para obtener su mejoría.

       

      Establecer una cantidad regular de horas para permanecer en la cama durante la noche y levantarse a la misma hora todas las mañanas, es una manera de instituir un hábito a veces alterado o mal condicionado. El ciclo vigilia-sueño está basado en la hora en que Ud. se levanta. Por ese motivo, permaneciendo en la cama más tiempo del habitual después de una noche de sueño pobre, es posible que también se altere el sueño de la noche siguiente.

      Acostarse más temprano para rescatar sueño perdido no es útil si Ud. lo hace mucho antes de lo habitual. 1 o 2 horas será suficiente. Trate de evitar dormir demasiado en los fines de semana o en vacaciones.

       

      Si Ud. siente necesidad de hacer una siesta, trate de evitarla o disminuir la duración de la misma. No duerma más de 20-30 minutos. Ese tiempo será suficiente para que se sienta repuesto, sin interferir con su sueño nocturno. Coloque un despertador o hágase llamar por alguien. No confíe en que despertará automáticamente.

       

      Observe periódicamente las condiciones del colchón que utiliza, ya que con él debe Ud. compartir horas muy importantes de su vida y la relación entre ambos es fundamental para su bienestar.

       

      Una indicación que puede parecer trivial es la de efectuar caminatas diarias, preferentemente en los extremos del día: después del desayuno o antes de la cena, preferentemente en horas en que haya luz diurna. También son aconsejables algunos ejercicios livianos al aire libre, como natación o ciclismo. Trate de estar activo, aún en lugares cerrados; por ejemplo, si siente somnolencia al mirar TV, en horas del día, interrumpa y trate de emprender otra actividad que lo despeje.

       

      Fundamentalmente, no se deje llevar por la placidez de la somnolencia diurna. Acuérdese de Ud. mismo y trate de estar alerta durante el día. Ocuparse lo más pacíficamente posible de lo que sucede durante las horas de su vigilia, es una manera de alcanzar la noche en paz para obtener un buen dormir, con bellos sueños.

       

      1. Intente determinar el tiempo que su cuerpo necesita para una buena noche de descanso. Normalmente todos sabemos que cuando dormimos menos de un determinado número de horas, nos sentimos cansados, de mal humor, no muy preparados para empezar con nuestro día. Defina este tiempo e intente, en la medida de lo posible, ajustar sus tiempos para dormir.

      2. A la hora de dormir, hágalo solamente en la habitación destinada para ello. Sería ideal contar con una habitación tranquila, confortable, bien ventilada y con una temperatura adecuada. Alfombras y cortinas pesadas ayudan a disminuir los sonidos y dan al ambiente la oscuridad necesaria para favorecer el reposo.

      3. Muchas personas comen, leen, miran TV y hasta trabajan en su dormitorio. Esto no es aconsejable cuando el ciclo vigilia-sueño presenta alguna alteración. Solemos establecer una relación entre el dormitorio y el sueño; tenerla en cuenta será de importancia para obtener su mejoría.

      4. Establecer una cantidad regular de horas para permanecer en la cama durante la noche y levantarse a la misma hora todas las mañanas, es una manera de instituir un hábito a veces alterado o mal condicionado. El ciclo vigilia-sueño está basado en la hora en que Ud. se levanta. Por ese motivo, permaneciendo en la cama más tiempo del habitual después de una noche de sueño pobre, es posible que también se altere el sueño de la noche siguiente.

      5. Acostarse más temprano para rescatar sueño perdido no es útil si Ud. lo hace mucho antes de lo habitual. 1 o 2 horas será suficiente. Trate de evitar dormir demasiado en los fines de semana o en vacaciones.

      6. Si Ud. siente necesidad de hacer una siesta, trate de evitarla o disminuir la duración de la misma. No duerma más de 20-30 minutos. Ese tiempo será suficiente para que se sienta repuesto, sin interferir con su sueño nocturno. Coloque un despertador o hágase llamar por alguien. No confíe en que despertará automáticamente.

      7. Observe periódicamente las condiciones del colchón que utiliza, ya que con él debe Ud. compartir horas muy importantes de su vida y la relación entre ambos es fundamental para su bienestar.

      8. Una indicación que puede parecer trivial es la de efectuar caminatas diarias, preferentemente en los extremos del día: después del desayuno o antes de la cena, preferentemente en horas en que haya luz diurna. También son aconsejables algunos ejercicios livianos al aire libre, como natación o ciclismo. Trate de estar activo, aún en lugares cerrados; por ejemplo, si siente somnolencia al mirar TV, en horas del día, interrumpa y trate de emprender otra actividad que lo despeje.

      9. Fundamentalmente, no se deje llevar por la placidez de la somnolencia diurna. Acuérdese de Ud. mismo y trate de estar alerta durante el día. Ocuparse lo mas pacíficamente posible de lo que sucede durante las horas de su vigilia, es una manera de alcanzar la noche en paz para obtener un buen dormir, con bellos sueños.

       

Última modificación: 15 nov 2017